Descalza…

En otoño, me encanta ir descalza.

Y sentir el frío del suelo bajo mis pies.

Y correr por el salón, llegar al sofá y dejar que frotes mis pies, hasta darles calor.

Pero solo por notar el tacto de tu piel en la mía, me descalzaría siempre, toda la vida…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s