No te vuelvas a ir…

No te marches otra vez, ahora que parece que vuelves…

Porque no soportaría de nuevo tu ausencia, sin motivo alguno, por tanto tiempo…

Así que no te vuelvas a ir, te lo pido

no te vuelvas a ir
No te marches aún (Internet)

Tú para mí; yo, para ti…

Si es que estamos hechos de la misma piel, y eso se nota…

Por eso, tú eres para mí; y yo soy para ti...

Soy la horma de tu zapato, y tú eso que llaman mi media naranja…

Y para qué te voy a decir más, si ya sabes todo lo que significas…

tú para mí; yo para ti
Mi media naranja (Internet)

 

Descalza…

En otoño, me encanta ir descalza.

Y sentir el frío del suelo bajo mis pies.

Y correr por el salón, llegar al sofá y dejar que frotes mis pies, hasta darles calor.

Pero solo por notar el tacto de tu piel en la mía, me descalzaría siempre, toda la vida…

Respuestas a demasiadas preguntas

Necesité tantas veces preguntarte para aclararme. Y nunca fui capaz.

Porque me cansé de estar y fue tu alivio que desapareciera sin más.

Y en muchas ocasiones me vi tentada a dejar rienda suelta a mi rabia y decirte todo lo que sentía. Pero si no había funcionado antes, ¿por qué entonces?

Y fueron muchos los días que me sentí desdichada, tonta, idiota, y que me dormí dándole vueltas a todo, a por qué había confiado en ti, por qué me dejé llevar, por qué me metí ahí, si sabía que saldría perdiendo .

Y aún hoy en día, a pesar de todas las evidencias, me sigo haciendo tantas preguntas que no tienen respuesta. Y que si la tuvieran solo harían ahondar en la herida…

A pesar de jurarme a mí misma una y otra vez que no me dejaría embaucar con bonitas palabras y atenciones tan fácilmente, lo hice. Caí en tu trampa y en tu juego, y aún siendo evidente que no era nada para ti, me dejé llevar, como una adolescente necesitada de cariño. Prácticamente como lo que era. Y aunque me aconsejaron que saliera de ahí, no lo hice, no fui capaz, intentando justificar cada movimiento que hacías, como si en realidad yo te importara. Pobre ilusa.

Y esta tonta ilusa aún a día de hoy quiere encontrar respuestas a demasiadas preguntas…

preguntas sin respuestas

¿Acaso yo…?

¿Acaso yo estoy en tu mente?

¿Me recuerdas, sabes que existo? ¿Quieres que esté a tu lado?

Una y otra vez estuvo a punto de preguntarte, pero finalmente no pude. Me sentí ridícula y algo tonta al pensarlo.

Y es que, creía que no

¿Acaso yo..._
¿Acaso estoy en tu mente…?

Un abrazo…

Solo necesito un abrazo. De alguien que me achuche y me dé la fuerza que no tengo.

Esa fuerza que quiero aparentar y no tengo. Porque no se puede ser fuerte todos los días, a todas horas. Porque no se es valiente siempre. Ni cuando uno quiere.

Y hay días en que, sin vernir a cuento, quiero y necesito un abrazo. Sin mediar palabra. Que me asalte alguien y me haga fuerte. O haga que se me salten las lágrimas. Que me vacíe, que me regenere.

un abrazo
Un abrazo (Internet)