Buscar por buscar…

Hay quien busca por buscar…Y al final acabas dándote cuenta…

Puedes sospechar, te puede dar en la nariz, por ciertas actitudes, que alguien va simplemente buscando por buscar…

Pero llega un día en que se reafirma. Y piensas que no tenías nada de especial, simplemente eras una más en la lista. Pero no caíste…

buscar por buscar
Buscar por buscar (Internet)
Anuncios

Y vas y te alegras…

Llega un día en que vas y te alegras de algo que pensaste que te dolería o que efectivamente dolió por un tiempo…

Claro que el tiempo pasa y llega la tranquilidad. Pero además, hay un día en que te cuentan algo que ha ocurrido que te hace pensar que aquello que en aquel momento no entendiste era lo mejor que te podía haber pasado…

Y así, casi un año después, crees que efectivamente todo ocurre por algo…Todo llega o deja de llegar por algún motivo…

Y te alegras por ti, no por lo que ocurra, claro, pero la sensación de tranquilidad es máxima…

y vas y te alegras
Y vas y te alegras de lo que no ocurrió (Internet)

 

 

Se cruzaron…

se cruzaron
Cruzaron miradas (Internet)

Se cruzó con él un par de días, a la misma hora.

El primer día se miraron, y ella con su descaro incluso se volvió para seguir mirándolo.

Porque no había tenido suficiente.

Al siguiente día que pudo verlo, él no la vio. Iba pensando en otras cosas. Y ella iba en coche, no andando como la vez anterior. Aunque no intercambiaron miradas, ella sí pudo seguirlo una vez más…

 

No es fácil…

No es fácil rendirse. No si eres yo. Nunca he sido de esas…

Si me conocieras lo sabrías…

Soy de darme entera, de vaciarme, aunque nadie lo merezca. Ni tú tampoco.

No es fácil quedarse. No, cuando te das cuenta de que sobras, bien porque no eres lo que quiere o porque hay alguien en el lugar que querías ocupar tú.

Pero da igual, llega un momento en que, no te rindes, simplemente no hace falta. Porque todo pasa…

no es facil
No es fácil rendirse (Internet)

 

Un mal sueño

Le hubiera encantado abrir los ojos y saber, a ciencia cierta, que había sido un mal sueño.

Pero no fue así…

Otra mañana más se levantó con la boca seca y un pensamiento en la cabeza. El mismo de otras tantas mañanas. El que la castigaba, sin irse, sin esfurmarse

Otra noche más se fue a la cama con ese pensamiento en la cabeza. El mismo de otras tantas noches. El que no la dejaba descansar tranquila…

un mal sueño
Un mal sueño (Internet)

 

 

Por ti…

Hazlo por ti. No por nadie.

Eso he aprendido de uno de los libros que he leído últimamente, la bilogía ‘Fuimos canciones’ y ‘Seremos recuerdos’, de Elisabet Benavent.

No te marches de aquel lugar que no te convence por nadie, sino por ti…

No te quedes donde no te valoran por nadie, sino por ti…

No digas de más ni de menos porque creas que nadie lo necesita, sino por ti…

No temas no estar a la altura. Eres como eres, no cambies, menos por nadie, sino por ti…

Porque si lo haces por ti, tendrás claro que era lo que te convencía, a pesar de que te equivoques o no con tus decisiones. Si lo haces por alguien siempre tendrás algo que reprocharle

por ti
Hazlo por ti (Internet)

 

 

 

 

Ni tú ni yo…

Ni tú eres tan perfecto ni yo tengo tantos defectos

Ni tú eres para tanto ni yo para tan poco

Ni tú cuentas toda la verdad ni yo me callo las mentiras

Ni tú juegas limpio ni yo soy tan malpensada

Ni tú hablas lo que deberías ni yo me callo

Ni tú eres justo ni yo tan injusta

Ni tú tan santo ni yo tan culpable

Ni tú escuchas ni yo aconsejo

Ni tú…ni yo…

ni tú ni yo
Ni tú ni yo (Internet)

Cómo…

Cómo se podía añorar tanto a alguien si haber pasado mañanas completas, despertares complicados o noches en vela…

Cómo se podía querer hablar con alguien todos los días sin apenas conocerle, sin saber si te iba a gustar lo que ibas a escuchar o no…

Cómo se podía querer disfrutar de la compañía de alguien sin haber compartido almuerzos, desayunos, cenas, un cine, un día de playa o de campo con esa persona…

Cómo se podía extrañar a quien nunca ha estado. Cómo se podía echar de menos a quien no ha dado muestras de querer estar. Cómo no darse cuenta de que no existes…

¿Sabes por qué? Porque pensabas que esa persona sería, porque pensabas que era distinta a lo que habías conocido antes. Pero no…

cómo
Cómo-libro Seremos recuerdos de Elisabet Benavent