Cuando todo falla…

Cuando todo falla, te preguntas si eres tú quien no encaja o está errando.

Pero también consideras que, cuando todo falla, es porque has dejado de esforzarte porque todo encaje y has intentado alzar la voz, para explicarte, expresarte, pedir, y reivindicarte. Y eso cambia las cosas.

No es lo mismo errar, y que todo vaya mal, a que siempre calles, y cuando hablas, se te tome por la incendiaria. La que nunca lleva razón, la que siempre pide un sitio, un lugar, la que necesita sentirse apreciada y querida, la que pretende recibir solo algo de lo que da…La que mendiga

Es triste mirar a un lado y otro y no encontrar tu lugar. Sentir que no perteneces a ningún lugar, ni a nadie. No eres el sueño de nadie, ni con quisiera despertar. No eres la persona con quien hacer planes, ni con quien ir o venir. No eres con quien disfrutar, reír y charlar. No eres con quien compartir confidencias. No eres ese ser importante para alguien. No eres con quien hablar horas. No eres con quien recuperar la confianza. No tienes un lugar especial para esa persona a la que desearías tener. Pierdes gente por el camino, y al intentar recuperarla te das cuenta de que llegas tarde. Nada te ata a nada ni al sitio en el que has querido echar anclas. No eres a quien recurrir, siempre eres el plan b, cuando no hay otra cosa que hacer o a quien llamar.

Por eso es complicado que, en momento en que piensas todo esto, las lágrimas no broten de tus ojos. Porque nadie se pregunta nunca si estás bien. Nadie se pregunta, ni te pregunta, qué necesitas. Nadie se plantea si tras la armadura hay alguien sensible, alguien a quien le gustaría encontrar un camino, en muchos sentidos: en el familiar, en el laboral, en el sentimental, en el de las amistades.

Nadie te tiende una mano, ni cuando puedes necesitarla, ni cuando lo deberían intuir. Nadie piensa nunca si la chica fuerte no lo es tanto. Si esa que siempre está ahí, dispuesta a todo por todos, de vez en cuando espera atención. A veces no vale con pedir, a veces es necesario que alguien observe y te dé un abrazo, un achuchón, una palabra adecuada, un empujón hacia delante, y te reoriente…Porque cuando dejas de estar, o alzas la voz, o recurres a expresarte, entonces, parece que todo lo bueno que has hecho se esfuma

Pero sigues pensando que cuando algo falla, no siempre el problema viene de ti…Seguro…A veces, los demás también pueden pensar si hacen o no todo lo que deberían por una…

cuando todo falla
Fallar (Internet)

 

Anuncios

Especiales

Cuando estamos juntos, somos especiales. Formamos un equipo que encaja como las piezas de un puzzle.

Nunca había conseguido tener tanta conexión con alguien. Te miro a los ojos y sé qué estás pensando, qué pasa por tu cabeza. Me miras, y sé que me estás desmontando, sin apenas proponértelo.

Te toco, y sé que tu piel se eriza de verdad cuando te rozo con la punta de mis dedos. Si me tocas, me derrito.

Me descubres cada día algo nuevo, todo lo que no conocía. A través de tus ojos, el mundo es mejor. Y a través de los míos, dices, ves el mundo de color de rosa. Porque a todo le doy un toque positivo.

especiales
Tú y yo (Internet)

Te fuiste…

Te fuiste y me dejaste el sabor de tu boca impregnado en la mía.

Te fuiste, para volver, aunque no supiéramos bien cuando…

Te fuiste, con promesas y compromisos

Te fuiste, haciendo que tu olor se quedara grabado en mi piel…

Te fuiste, pero tuve la sensación de que estabas ahí, conmigo, en todo momento…

Te fuiste, diciendo que volverías, y lo hiciste…

te fuiste 2
Te fuiste, para volver (Internet)

Vuelves a mi cabeza

Hoy has vuelto a mi cabeza. Y no puedo decírtelo.

Pero no porque te haya descuidado, no porque me haya olvidado de escribirte o llamarte. Simplemente no puedo hacer nada de eso. Te fuiste demasiado pronto, dejándonos abatidos y tristes.

Te fuiste sin decir adiós, sin posibilidad de despedidas.

Te fuiste y hoy, no sé por qué, has vuelto a mi cabeza.

Te he recordado de repente. Me ha venido a la retina tu particular andar, tu melena rubia y hasta tu manera de quitarte el pelo de la cara. Me viene a la cabeza lo buena persona que eras, lo buen amigo que eras, tu siempre amable consejo, tu sabiduría, tus palabras oportunas…

Me vienen a la cabeza tantos momentos vividos, y estoy segura que los seguiríamos compartiendo, si de repente, no hubieras desaparecido. Pero hoy, querido amigo, has vuelto a mí…

vuelves a mi cabeza
Vuelves a mi cabeza (Internet)

Fallaste…

Fallaste y no me valoraste

Me decepcionaste y pensé que era otra más que me echaba a la espalda…

Aunque en el momento escociera, dejó de hacerlo, y aunque pensé que sería complicado sacarte de mi cabeza, al poco ya no me acordaba de ti…

Y me alegro, porque al final no dejaste de ser uno más que pasó por mi vida, sin dejar huella. Y eso lo agradezco…

Pero en el fondo tengo que decir que me fallaste, e hiciste que me sintiera desdichada, porque han sido muchas, pero no porque viniera de ti, sino porque acumulé una más…

fallaste
Fallaste (Internet)

Cómo volver

Cómo volver, cuando incluso crees que no me he ido

Cómo volver si tengo la sensación de estar ahi, tan cerca…

Cómo volver, si ahora no me reconozco, y a ti tengo la sensación de no conocerte…

Cómo volver, si siento la piel tal fina, que me dolería el roce de la tuya…

Cómo volver, si me da miedo tu reacción…

Cómo volver, eh...¿me lo dices tú?

como volver
Cómo volver (Internet)

Noche inolvidable…

Fue una noche especial e inolvidable.

Porque tocarnos fue el objetivo primero, sentir nuestros cuerpos bajo nuestras manos.

Porque sentirnos fue un placer. Y recorrernos, con los labios húmedos erizando la piel, fue un momento especial.

Porque lo que imaginamos no tuvo comparación con lo vivido.

Y repetir fue lo único en lo que pensamos, hasta quedar extenuados.

Porque bebernos fue lo máximo, y alentarnos el uno al otro, bajito, con apenas susurros, fue lo que hicimos.

Porque querernos fue fácil.

noche inolvidable
Noche inolvidable (Internet)

 

 

Cansancio

Cansancio es lo que siento.

De ese que llaman físico, pero sobre todo, del mental.

Porque no sé qué pensar, ni que decir, para agradar. No sé qué preguntar, ni que decir

No quiero dejar de estar, pero no hay motivos para quedarse. No puedo arrancarte palabras que no quieres decir, ni mantener conversaciones sola.

Esa lucha me crea un cansancio que no puedo soportar…

cansancio
Mi cansancio (Internet)