Encuentros reparadores…

Hay encuentros que sanan. Encuentros que reparan.

Encuentros que llegan porque alguien levanta el teléfono y te interpela, así, de repente, si te apetece un café. Y sí, claro que apetece.

Puede hacer meses que no nos veamos, o que no hablemos, pero de repente un día nos ponemos al día, ante un café. Y ese encuentro repara.

Porque hay alguien que te escucha, que te conoce demasiado bien. Y que sabe darte un consejo, dos o tres…

encuentros reparadores
Café (Internet)

 

Anuncios

De lo que va y viene…

Hoy no se trata de un microbrelato. Hoy no. No porque no quiera, sino porque sé que no saldrá, ni aunque me lo proponga. Y porque esto no lo merece. Merece más.

Hoy hablo de lo que va y viene. De los antojos de la vida. De lo que se enquista si no lo dices y duele si lo expresas. De los trenes que vienen y van. Y van y no vuelven. De las oportunidades perdidas. Del ‘te lo dije‘ que te dices a ti misma.

Así de loca es la vida. Así de estúpida yo. Así de predecible la respuesta. Pero aún así, quedaba siempre la duda ahí, por si acaso. Aunque no podía ser tan idílico. Pero no podía callar, tenía que intentar llegar a ti, de alguna manera, quizás de la más cobarde.

Darse cuenta tarde. Demasiado tarde. Querer ser lo que no pude. O madurar demasiado tarde. Valorar a quien lo merecía hace tiempo, demasiado. Anhelar lo que no fue mío nunca. Lo que tuve delante, y no supe apreciar.

Porque de eso va esto. De no valorar, de tener miedo a qué pudiera ser, o a que no fuera, y preguntarme ¿y entonces qué hacer?. Del miedo a perder del todo, de una u otra manera. De que aquello que perseguí durante un tiempo por aquellos pasillos no fuera lo que idealicé.

Pero también de no ser suficiente. De no saber dar lo que merecías. De no ser lo que buscabas. Porque idealizar sin conocer es fácil. De que aquellas palabras hacia mí no fueran yo.

Y perdí. Aunque no lo valoré. Y pierdo ahora, en el presente. El pasado no vuelve. Bueno sí, solo en ciertas ocasiones. A mí no me ha pasado. No puedo tener una bonita historia años después. Lo estropeé.

Y pensé que aquel no era el momento. Y me equivoqué. Y el momento no será nunca. Siempre habrá quien tenga la suerte que yo dejé marchar. Por miedo. Por incapacidad…

tren que viene y va

 

Aquí, conmigo

Te quiero aquí, conmigo.

Pero si no supone un problema. Si no te coarto, si no hago que olvides lo demás y a los demás.

Pero si no supone renunciar a nada. Porque no quiero tenerte en exclusiva, sino para compartirte con los demás…con los que te quieren, y a los que quieres…

Pero aún así, te quiero, aquí

aquí conmigo
Aquí, ahora, conmigo (Internet)

Qué hay de ti…

Sin más, me encontré un día preguntándome ¿qué será de él?

Y sin más, me dirigí a mi móvil y busqué tu contacto.

-¿Qué hay de ti? ¿Qué pasa contigo?. Pensé que no obtendría respuesta por tu parte, pero a los pocos minutos, la luz de mi móvil parpadeó y escuché el sonido de un nuevo mensaje.

-Bien, guapa. Trabajando mucho, ahora de camino al gimnasio. Pero bien. No me puedo quejar. ¿Y tú? Veo por tus fotos que tan guapa como siempre…

Y sin duda, fue la prueba de que no había cambiado nada. De que mi abandono, no solo hacia ti, sino hacia todo lo que pudiera significar algo en mi vida, no había tenido fatales consecuencias.

Pareció como si el tiempo se hubiera congelado, y ahí estaba, buscando una nueva frase con la que saber algo más, para no dejar morir la conversación ahí…

que hay de ti
Qué hay de ti (Internet)

 

No lo planeé

No lo planeé, y pasó.

Simplemente llegaste cuando más relajada estaba, cuando no pensaba en nadie, ni en nada, cuando las expectativas no estaban. Porque simplemente había guardado en un cajón todo lo que pudiera sentir o dar a nadie.

Y ahora espero que llegue cada nuevo día para hablarte, imaginarte, soñarte y conocerte, porque ahora todo parece distinto, aunque no lo planeara y ni siquiera lo buscara…

no lo planeé
No planear (Internet)

Cambiaste todo…

Cambiaste todo lo que había a mi alrededor.

Pero al tiempo comprendí que en realidad la que cambió fue mi percepción, porque a través de tus ojos todo se veía distinto.

Yo me sentía distinta, y pude verme a través de ti. Me vi preciosa, mágica, grande, divertida

Me vi como nunca…Pero es cierto que lo cambiaste todo…

cambiaste todo
Cambiaste mi percepción (Internet)

 

No te vayas…

No te vayas, esta noche no…

No quiero que estés lejos cuando me despierte a media noche…

No quiero no sentir tu piel cerca de la mía cuando el sol entre por la ventana…

No quiero perder la oportunidad de abrazarme a ti con todas mis fuerzas…

Pero tendrás que prometerme que esta noche no te irás…esta noche no…

no te vayas
No te vayas, aún (Internet)

¿Y si eras tú?

Estos días rumio una pregunta que ni siquiera me gustaría plantearme.

¿Y si fueras tú? Y no quise hacer caso a las señales, o entonces no me lancé.

El miedo fue el peor de mis aliados. Pero hablo de hace demasiados años. Pero no sé por qué razón has vuelto a mi cabeza.

¿Y ahora qué? Los años, los kilómetros y mis pegas pusieron un mundo de por medio.

Y por mucho que lo intentara, estarías demasiado lejos en muchos sentidos…

y si eras tú
¿Y si eras tú? (Internet)

 

Como tú, no

No quiero ser como tú. Lo tengo claro.

No quiero ser alguien que es capaz de utilizar a alguien a su antojo, pero con mentiras de por medio.

No quiero ser alguien tan frío como para actuar sin corazón, sin sentimientos. Y menos cuando se jacta de lo contrario.

No quiero ser sucia y rastrera con alguien que se vuelca conmigo…

No, definitivamente, como tú, no…

como tú no
Como tú, no (Internet)