Tu felicidad es tuya…

Quiso hablar con él y explicarle algo que había aprendido con el paso de los años, que su felicidad solo dependía de sí mismo. Que nadie podía hacer que su boca se arqueara en una linda sonrisa si él no quería.

Pero lamentablemente nunca quería escucharla. Hablaba con ella horas, pero evitaba los difíciles y complicados silencios para que ella no pudiera decirle todo lo que pensaba.

 

felicidad
Felicidad

Por eso ella nunca pudo decirle nada, nunca pudo recomendarle que cogiera sus penas y las tiraras al mar, que cogiera lo que le dolía y lo lanzara a la nada…

Nunca pudo decirle que estaba ahí para ayudarlo, que su felicidad solo le pertenecía a él, y que hiciera lo que quisiera, porque quien lo juzgara nunca estaría poniéndose en su piel…

 

Anuncios

Todo cambia….

Cuando depositas todas tus energías en conseguir tu objetivo, al final hay parte del mismo que se acaba materializando.

Es lo que tiene la positividad, esa actitud que todos deberíamos desarrollar, pero desafortunadamente no llevamos en los genes. Porque así todo cambia..

 

positividad
Insolente (Internet)

Pero hay mañanas que se activa sin querer, sin más, como quien no quiere la cosa, y comprendemos que nos sentimos mejor si pensamos en positivo, si creemos en nosotros, porque debemos ser los primeros que nos animemos a nosotros mismos a conseguir las cosas…

 

En todas partes…

Era complicado apartarlo de su mente, porque estaba en todas partes. Desgraciadamente.

Tenía la sensación de no poder dejar de pensar en él, porque por poco que habían vivido juntos, o casi nada para ser sinceros, estaba en los pequeños detalles

pensativa
En todas partes (Internet)

A pesar de que sabía que no tenía posibilidad de cruzarse con él, lo buscaba cuando iba por la calle. O bien pensaba demasiado en él cuando su cabeza volaba a otros lugares. O se quedaba mirando descaradamente a alguien que le recordaba, en cualquier pequeño gesto, a él.

Sabía que no tenía sentido, pero estaba en todas partes, en demasiados lugares, y todo porque su mente se empeñaba en jugarle malas pasadas. Y ahí estaba ella, débil como siempre, para caer en las trampas de su mente…Para pensar en él, para no apartarlo de su pensamientos

 

La indecisión

La indecisión la llevó a pensar que aquella relación no estaba hecha para ella. Por tanto, pensó durante horas hasta que tuvo la certeza de que estaba en lo cierto, en lo que quería, y una vez tuvo clara la idea que rondaba por su cabeza, pasó a la acción.

Quiso que entendiera que no estaba dispuesta a continuar echando a perder su vida, y tampoco quería que él se cegara y estuviera esperando que aquel bache se solucionara.

indecisión
La indecisión (Internet)

Porque no podía solucionarse. Llevaban demasiado tiempo dando patadas hacia delante a sus diferencias, que los alejaban cada día más, pero no querían asumirlo. Hasta que uno de los dos fue valiente e hizo de tripas corazón. Y en esta ocasión, fue ella la que decidió que no podía continuar así…Nunca más…y rompió con la indecisión…