Heridas que sanan lento…

Hay heridas que sanan lento, poco a poco…

Como la herida que dejaste en mi seguridad…

La herida que me acompaña desde que apareciste y más desde que te fuiste…

La herida que hace mella en cómo me veo si me pongo delante de un hombre; la misma que no me deja avanzar; no me deja creer en mí o en mi potencial…

La herida que me persigue y me resta. Esa que me hace sentirme pequeña.

La misma que impide que me sienta guapa a que crea que puedo gustar a alguien más…

Esa herida es complicada de cerrar. Y te la debo a ti…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s