Ese vosotros…

Envidia. No quizás de lo que tenéis. O sí. Pero más aún de ese vosotros, de lo que significa, del papel que tiene en tu vida.

Envidia porque te tiene en su vida, comparte contigo cada uno de sus días. Porque tenéis un ‘nosotros’.

Envidia por los ojos con que las mirarás. Por las conversaciones. Por la complicidad. Por la alegría que insuflará a todo tu ser. Si no ¿qué ibas a hacer ahí?

Envidia porque quisiera ser una mínima parte de ese vosotros. Por lo que quisiera ser. Y compartir. Y vivir. Y disfrutar.

Tan difícil de explicar quizás. Tan complicado de entender, seguro. Tan envidiable.

vosotros
Ese vosotros (Internet)

 

Anuncios

Te derrumbas…

Y llega un día en que te derrumbas como un castillo de naipes, porque no puedes más, porque ya no soportas más cosas a tu espalda

Y te vienes abajo y todo parece gris, triste…

Porque hay días en que tu coraza, tu armadura, se resquebraja y ya todo te da igual. Incluso llorar para sacar la rabia de todo lo acumulado…

Porque no puedes más, porque también necesitas alguien que te pregunte qué pasa, que se preocupe por ti, que te dé…

te derrumbas
Te derrumbas (Internet)

A medias…

La callada por respuesta…

Más veces incluso de las que merecía. En repetidas ocasiones…

Dando igual…

El pasotismo, en el aire. Ni que hubiera hecho algo para recibirlo. Para merecerlo…

Conversaciones siempre a medias, rotas por tus silencios, difícilmente entendible y complicados de salvar…

Y aunque antes intentara batallar para que esos silencios no fueran tales, sino charlas, ahora no soy capaz, no me quedan razones para implorar….

Porque no merezco tener que arrancarte las palabras, sino que fluyan, porque te interese como a mí mantener una conversación, avanzar, conocer…

¿Tanto cuesta responder, continuar hablando, terminar una conversación cuando no hay más que charlar y con una despedida?

Parece que sí…

 

a medias
Conversaciones a medias (Internet)

Solo para ella

Le tuvo solo para ella. Sin tiempo, sin prisa, sin tener que estar mirando el reloj

Solo para ella, para relajarse charlando con una copa de vino en la mano. En el sofá

Y ahí empezar un inocente juego, movidos ambos por el vino y la necesidad del otro, que les llevó a un lugar más cómodo

A la cama a descubrirse, a disfrutar el uno del otro, a hacer todo lo que se les antojara

Parar y continuar. Despertarle de ese ligero sueño que te invade cuando haces el amor, y continuar…

Jugar a asaltarlo por detrás, por la espalda, de manera inocente y de forma traicionera, para llenarlo de besos y terminar disfrutando cara a cara…

Cara a cara para abrir bien los ojos y no perderse un detalle. Para jugar a recorrerlo con sus besos, para dejar su marca en su cuello…

Y continuar…

solo para ella
Recorriendo su espalda (Internet)

¿Qué hago?

¿Qué hago yo, aquí y ahora?

Las preguntas pocas veces tenían respuestas.

Y eso de que el tiempo trae respuestas, tampoco sabía si era así de cierto…

Pero la verdad es que no le quedó más que implorar que el tiempo pusiera todo en su lugar, porque ya no creía que hubiera aclaración para todas sus dudas…

dudas
Dudas, preguntas sin respuestas… (Internet)

 

Su sonrisa…

Miró varias veces hacia la puerta por la que debía aparecer.

Miró avergonzada, sin saber cómo reaccionar…

Por eso tuvo que juguetear con sus manos, para entretenerse durante la espera, e incluso bailar de forma imaginaria con la música que sonaba.

La siguiente vez que fijó su mirada en aquella puerta lo vio llegar, fijándose sobre todo en su amplia y bonita sonrisa, que una vez más consiguió desarmarla y ponerla aún más nerviosa

 

su sonrisa
Su sonrisa conseguía desarmarla (Internet)

 

Conversaciones…

Me encanta mantener conversaciones contigo. A todas horas.

Pero no siempre puede ser. No porque yo no quiera.

Y parece que hay etapas, momentos en que resulta más difícil llegar a ti, charlar y sobre todo, no implicarme, sin querer saber más, sin preguntar, sin querer contarte todo de mí, e incluso sentir que tienes curiosidad en mí…

Por eso esas veces intento no acaparar tu tiempo, tus días, tus descansos, tu todo…

No quiero robarte el tiempo, solo que te apetezca compartirlo conmigo. Sin obligaciones. Para que puedas contarme todo lo que me he perdido y todo lo que está por llegar. Para conocerte un poco más. Para que quieras conocerme un poco más…

Y hay otras veces en que parece que la conversación fluye, y eso es genial. Aunque eso pase más en mi mente que en la realidad…

 

conversaciones
Conversaciones (Internet)