Como tú, no

No quiero ser como tú. Lo tengo claro.

No quiero ser alguien que es capaz de utilizar a alguien a su antojo, pero con mentiras de por medio.

No quiero ser alguien tan frío como para actuar sin corazón, sin sentimientos. Y menos cuando se jacta de lo contrario.

No quiero ser sucia y rastrera con alguien que se vuelca conmigo…

No, definitivamente, como tú, no…

como tú no
Como tú, no (Internet)

 

Anuncios

Yo, mi prioridad

Nunca he sido mi prioridad.

Y hoy que he tenido uno de esos mal catalogados como “mierda de día” me he dado cuenta que siempre antepongo lo que quieren, piden o necesitan los demás a mis propios intereses o deseos.

Y me siento estúpida. Porque nadie te da las gracias, nadie valora el esfuerzo que supone para ti hacer las cosas, nadie entiende si haces un favor o no, si te ves obligada a actuar, si tu tiempo está siendo valorado o no…

Hay días, como el de hoy, que creo que tengo merecido lo que me pasa, por estúpida. Por anteponer a la gente a mí.

Porque da la casualidad de que nadie me antepone a mí, ni como amiga, ni como profesional, ni como pareja, ni como conocida, ni como compañera…

Y por mucho que intento decirme a mí misma que debo ser mi prioridad, al final nunca cumplo. Siempre soy la que escucha, la que actúa, la que está, la que escucha, la que no pierde la paciencia, la que ayuda…Por mucho que me repita que debo mirar por mí, sé que no lo haré, porque parece que tengo sentimiento de culpabilidad. Por nada

yo, mi prioridad
Prioridades (Internet)

 

Suerte…

Tengo suerte, aunque quizás no la valore.

Como muchos de nosotros. Tenemos mucho, más de lo que necesitamos.

Y no nos paramos a mirar a nuestro alrededor, al que tiene menos, al que sufre, al que es dañado…

A veces, siento necesidad de gritar que tenemos suerte, mucha, más de la que creemos…Eso es así…

Suerte de estar, de ser, de contar con los nuestros...

Web
Suerte (Internet)

 

Bonita casualidad

Aquella extraña era la más bonita casualidad con la que encontrarse los lunes.

Sí, los lunes, porque ambos acudían a aquella reunión, se miraban, se contemplaban, ella contoneaba su pelo mientras lo miraba, y se marchaban sin mediar palabra.

Un día y otro. Él se quedaba paralizado ante aquella mujer, tan preciosa y tan misteriosa a la vez, tan linda y con una bella sonrisa como carta de presentación…

bonita casualidad
Bonita casualidad (Internet)

 

 

La fría lluvia

La fría lluvia de finales de este mes de septiembre se aferra a mi cabello y a las partes de mi cuerpo desnudos.

Y es que, el mes de septiembre ha sido cálido, y aún llevo un pantalón y camiseta cortos…

Y aunque la sensación de la lluvia sobre mi cuerpo quizás, en otro momento, hubiera sido hasta agradable, hoy no…

Puede que no estuviera preparada para la lluvia, puede que me haya cogido por sorpresa, quién sabe, pero hoy no ha sido bienvenida

la fria lluvia
La fría lluvia (Internet)

 

 

 

Esa segunda oportunidad

Lo vivo como una segunda oportunidad. A pesar de que parece que fue ayer cuando dejamos de vernos, de ir más allá, de tener ganas de ahondar en el otro…

Lo llamo segunda oportunidad aunque cada día contigo es como en aquel momento. Como si no hubiera pasado el tiempo. Como si estuviéramos conociéndonos, acercándonos, descubriéndonos…

Como si fuéramos los mismos. Aunque quizás el tiempo haya abierto alguna herida en nuestros corazones, en nuestro interior. Que cicatriza, o que aún sigue latente, que quiere cerrarse, o que aún sangra…

Pero al mirarte a los ojos sé que hay algo ahí, en el aire, entre tú y yo. Hay ganas, hay tiempo para retomarnos. Tengo la sensación de que estamos en un momento dulce, aunque haya que salvar ciertos obstáculos.

Aunque tengamos que llenar nuestros pulmones de aire, hasta que duela, para saber que seguimos vivos. Aunque tengamos que mirarnos a los ojos durante mucho tiempo para saber que no somos hologramas, sino una realidad. Aunque haya que sacar hilo y aguja para cerrar las heridas. Aunque tengamos que rascar tiempo al tiempo. Aunque tengamos que valorar al otro por encima de las circunstancias.

Y a pesar de todo, hagamos que todo valga la pena. Y si no sabemos hacerlo, que nos quede el haberlo intentado. Porque eso es lo que quiero. Porque el destino ha unido, una vez más, nuestros caminos, por eso, creo que merecemos intentarlo.

Y si esto se queda solo en un intento, que sea el intento en el que volcamos nuestras fuerzas y energías. Que sigamos compartiendo aquello que tenemos en común y sigamos descubriendo todo aquello que nos puede seguir uniendo. Y lo que nos separa, sea mínimo. Y que ese intento sea algo que recordar, porque esta segunda oportunidad no nos aleje como lo que somos, amigos ante todo…Y si hemos malinterpretado los designios del destino, que por lo menos haya valido la pena.

segunda oportunidad
Segunda oportunidad (Internet)

 

 

En tu regazo

en tu regazoMe quedé dormida en tu regazo, mientras tocabas mi pelo.

Así conseguiste que me olvidara de aquel mal día, y me insististe en la imperiosa necesidad de reír cada día para espantar los malos ratos…

Por eso, cuando desperté, abrumada y algo confundida, porque no sabía siquiera dónde estaba, me salió una sonrisa de la boca, casi sin querer y sin saber por qué.

Cuando te vi a mi lado se disiparon las dudas, y supe que tu regazo era mi protección, y tu pecho constituía mi guarida ante los malos días…Por eso volví a dormirme a tu lado, esperando a que amaneciera…