Tu aliento…

Noté tu aliento en mi espalda mientras me desnudabas poco a poco…

Sentí tu rápida necesidad de sentirme, tocarme…

Escuché tu respiración impaciente en mi nuca, mientras tu lengua jugaba a recorrer mi espalda…

Noté tus manos, algo frías, manejando mi ropa interior, para deshacerte de ella poco a poco. Esa ropa interior que había elegido para que disfrutaras de ella.

Sentí cómo esas manos frías me tocaban los brazos, la espalda, el trasero, y volvían a subir hasta mi cuello…

Me dejé llevar mientras seguías jugando, poco a poco, conmigo, y me perdí en tus propuestas indecentes

Quise mirarte, por eso me giré, dejando mi cuerpo a tu merced, e intentando despojarte de la ropa. Lentamente desabroché tu camisa y tu pantalón, y me quedé contemplándote, ahí, en boxer.

Pero tú volviste a tomar las riendas de aquella situación, y ahora tu boca recorrió mis pechos y mi estómago, hasta llegar a mi ombligo. Donde hiciste que perdiera la noción del tiempo

Y a partir de ahí, simplemente sé que grité, me revolví de placer y te pedí más, que siguieras y no pararas, que me llevaras al clímax y me dejaras escaparme

 

tu aliento
Tu aliento (Internet)

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s