El primer amor, tatuado

En la ducha me he dado cuenta que tengo el primer amor tatuado en mi piel.

Sin pasar por un tatuador, sin tinta en mi piel. Con un objeto punzante. Cosas de crías. De los catorce o quince años. Y en mi muñeca luzco esa inicial que me acompañará toda la vida.

Lo bonito es que supuso todas las primeras veces. Experimentar sin saber el resultado. El miedo de lo desconocido. El dolor de estómago por una pelea. La duda constante de si aquello duraría o solo sería un amor de dos días.

Durante un tiempo pensé que me hubiera gustado que hubiera sido el primero, y el único. Después entendí que era muy bueno que no hubiera sido el único, porque aprendí mucho, porque después otros me han hecho madurar, cambiar mis deseos, entender el amor de otras muchas maneras, hasta quedarme con la que más me gustaba, y también a modificar mis gustos con respecto a los hombres.

A lo mejor aquel chiquillo, que también cambió, evolucionó, no hubiera sido el hombre de mi vida. Ni yo la mujer de la suya. Hombre que tengo muy definido y claramente dibujado en mi mente.

Pero me gusta saber que estás en mi muñeca, porque al final eres una parte importante de mi vida. Aprendimos juntos, evolucionamos y te tengo un gran cariño. Por eso me alegra que esa inicial nunca desapareciera, ni con el paso de los años, y ya van muchos.

Y también me gusta saber que puedo ver esa inicial sin dolor, sin rencor, al contrario. Sin que seas algo que quiera borrar, ni de mi mano, ni de mi vida. Porque eres y serás, siempre, el primer amor, ese que nunca se olvida. Porque otros que vinieron detrás quizás ya no están ni en mi memoria, pero tú sigues. Aunque ahora mi mente esté en otro

mi primer amor
Mi primer amor (Internet)

 

Anuncios

6 respuestas a “El primer amor, tatuado

  1. Yo me la hice con una pipa jeje…con eso lo digo todo. pero ahí sigue, yo creo que con más consistencia que si fuera un tatuaje. Y me alegro que fuera él en muchos aspectos. Y ahora con el tiempo, más de veinte años después, también tengo claro que fue genial que fuera el primero, pero no el único. Un abrazo y gracias por compartir conmigo tus historias.

    Me gusta

  2. Que bonito. Yo tengo una cicatriz en el pie que me hice en bici con esa persona llamada primer amor y es cómo tu tatuaje de la muñeca, porque estará eternamente aquí, ejejeje. Que bonitos y difíciles los sentimientos con el primer amor 🙂
    Suerte con todo y no dejes de escribir!

    Me gusta

    1. Cualquier cosa que nos recuerde a esa persona constituirá un tatuaje de por vida. Lo bueno es que tengamos asociados a esa persona recuerdos bonitos.
      Muchas gracias por tus ánimos, a ver si saco ideas y fuerza porque llevo un par de dias sin escribir. Un saludo

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s