No más lamentos…

No fue. Porque no tenía que ser. Pero no valen los castigos. No más lamentos.

Quizás le pusiste muchas ganas, igual que siempre que pretendes estar con alguien, pero no surgió la oportunidad. Pero no te culpes de no haber hecho todo lo que estaba en tu mano.

lamentos
No más lamentos (Internet)

No fuiste tú, fue él, que no se enteró, o no quiso darse cuenta, de que tenía delante una mujer, y no una niña, como en otras ocasiones. Pero claro, a lo mejor las niñas le gustan y las mujeres le dan miedo.

No vale mirar atrás para repasar los errores. Lo que hiciste te salió del corazón y del alma, de lo más hondo, como siempre haces con todo el mundo. Y si no supo valorar esos detalles, quizás no merecía la pena. Pero tu actitud no tiene nada que ver en esto. Te lo aseguro yo.

Si no tiene ojos en la cara, es su problema, no el tuyo. Pero tú no puedes seguir con los lamentos. Porque la historia no es así…