Esa segunda oportunidad

Lo vivo como una segunda oportunidad. A pesar de que parece que fue ayer cuando dejamos de vernos, de ir más allá, de tener ganas de ahondar en el otro…

Lo llamo segunda oportunidad aunque cada día contigo es como en aquel momento. Como si no hubiera pasado el tiempo. Como si estuviéramos conociéndonos, acercándonos, descubriéndonos…

Como si fuéramos los mismos. Aunque quizás el tiempo haya abierto alguna herida en nuestros corazones, en nuestro interior. Que cicatriza, o que aún sigue latente, que quiere cerrarse, o que aún sangra…

Pero al mirarte a los ojos sé que hay algo ahí, en el aire, entre tú y yo. Hay ganas, hay tiempo para retomarnos. Tengo la sensación de que estamos en un momento dulce, aunque haya que salvar ciertos obstáculos.

Aunque tengamos que llenar nuestros pulmones de aire, hasta que duela, para saber que seguimos vivos. Aunque tengamos que mirarnos a los ojos durante mucho tiempo para saber que no somos hologramas, sino una realidad. Aunque haya que sacar hilo y aguja para cerrar las heridas. Aunque tengamos que rascar tiempo al tiempo. Aunque tengamos que valorar al otro por encima de las circunstancias.

Y a pesar de todo, hagamos que todo valga la pena. Y si no sabemos hacerlo, que nos quede el haberlo intentado. Porque eso es lo que quiero. Porque el destino ha unido, una vez más, nuestros caminos, por eso, creo que merecemos intentarlo.

Y si esto se queda solo en un intento, que sea el intento en el que volcamos nuestras fuerzas y energías. Que sigamos compartiendo aquello que tenemos en común y sigamos descubriendo todo aquello que nos puede seguir uniendo. Y lo que nos separa, sea mínimo. Y que ese intento sea algo que recordar, porque esta segunda oportunidad no nos aleje como lo que somos, amigos ante todo…Y si hemos malinterpretado los designios del destino, que por lo menos haya valido la pena.

segunda oportunidad
Segunda oportunidad (Internet)

 

 

Anuncios