Sabor amargo…

El sabor amargo de la derrota llegó a ella…

Había estado esperando, sin saber con certeza qué. Quizás una llamada, una conversación…pero no llegó…

Entonces supo que poco más podía hacer. Que si no estaba todo dicho, porque para ella no lo estaba, ya que quedaba algo en el tintero, tampoco tendría oportunidad de que se diera…porque es imposible obligar a alguien a hacer lo que no quiere…

sabor amargo
Sabor amargo (Internet)