Cada viaje…

Dejarse llevar (Internet)

cada viaje

Cada viaje comienza con un momento…

A veces puedes elegir ese momento…

Otras, es mejor dejarse llevar y que el momento llegue sin más…

 

 

Anuncios

Un gesto…

A veces un gesto dice más que muchas palabras…

Pero ese gesto tiene que llegar, tiene que ser, para ser recibido.

Sí, yo ando buscando y esperando un gesto.

Quizás soy de esas que guarda la esperanza demasiado tiempo…

un gesto
Un gesto nada más (Internet)

 

La de la media sonrisa

A él le gustaba decir que era la chica de la media sonrisa. Ella solo consideraba que tenía una sonrisa tímida. Por cuestiones que no vienen al caso.

No era de sonrisa estridente, ni de gesto huraño. Su media sonrisa era lo que le gustaba mostrar al mundo. Una sonrisa despejada, despejada, alegre, con la que le gustaba agasajar a sus amigos, a familiares, y a él…

Una sonrisa que le caracterizaba, sin duda, porque era particular, y suya…Su media sonrisa…

la de la media sonrisa
La de la media sonrisa (Internet)

El primero…

El primero. El primer amor. Hoy me ha venido a la cabeza por una publicación que hice hace unos años en una red social.

En aquella recordaba algunos detalles que tenía guardados de aquella época. Fotos, cartas, algunos regalos…pero sobre todo guardar aquello no significa más que no permitir que el tiempo te arrebate esos preciosos años.

Aún siguen guardados. En el armario, en algún rincón, pero ahí están. Porque no dejan de ser recuerdos de lo que fue.

Y me he puesto a echar cuentas y hace 23 años que le conocí, y me asusto. Me asusto porque no me siento tan mayor como para haber vivido un amor tan joven. Pero claro, también tenía 13 años.

13 años de pura inocencia. Del primero de los primeros. Del primer beso, de las primeras peleas, del primer dolor de barriga por lo complicado de aquella relación…De adivinar cómo se llevaba y mantenía una pareja…

Simplemente distinta. Pero preciosa experiencia. De esas que se quedan para siempre. Porque dicen que el primer amor nunca se va, y en mi caso es una realidad…Gracias por ser, gracias por continuar …

el primero
La primera historia. B. G. S.

 

En la garganta…

Hay días en que la comida se le atragantaba. Y aquel lunes fue uno de esos…

La comida se quedaba ahí, en la garganta, luchando con las lágrimas que, victoriosas, lo inundaban todo.

Quizás una reacción del cuerpo a la evidencia que se cernía sobre ella y había querido evitar ver, ese final de lo que no comenzó, ese no ser para alguien que sin pretenderlo le gustaba, esos intentos infructuosos de intentar ser sin alcanzarlo…

Llevaba días intentando tragar y digerir el mal regusto que dejaba saber que se enfrentaba al final. A la nada. Al final definitivo.

Ése que había rehuído en varias ocasiones pero que le seguía persiguiendo.

Y cada día que intentaba no enfrentarse a él era un alivio. Porque volvía la ilusión, algo que le hacía que se removiera algo en su interior.

Pero cuando la cruda realidad se cernía sobre ella acababa doliéndole todo. Y entonces era cuando la tristeza se hacía dueña de ella.

Y solo podía preguntarse cuándo terminaría todo aquello y cómo lo asumiría

en la garganta
Cuando todo se te atraganta (Internet)

Conquistarte

¿Me dejas conquistarte? Dime solo sí o no…

Si me dices que sí, quiero volcarme en hacer que el intento merezca la pena…

Si me dices que no, prefiero no pensarlo.

Deja que intente que estos últimos meses sean solo un aperitivo de lo que esté por llegar. No tengo un plan, pero improvisar no siempre es malo…

Deja que despliegue mis encantos, aunque quizás no sean muchos, y conozcámonos un poco más, fuera y dentro de las sábanas.

Porque hay muchos sitios que ver, conocer, explorar o a los que volver. Porque hay mucho de ti que no conozco y mucho que quiero que descubras de mí…

Porque hay mucho que sanar y se puede hacer en compañía, mucho que contar para aprender y mucho que disfrutar si cada uno pone un poco de su parte. Sin prisas

Por eso ¿me dejas conquistarte? Prometo que no te arrepentirás…

conquistarte
¿Conquistarte? (Internet)

 

Vencida…

Vencida por mí misma…

Por mis ganas a que fueras tú…

Por la lectura, totalmente irreal, que hice de tus pocos detalles…

Por mi incapacidad para darme cuenta de que no había nada donde rascar…

Por pensar que podía ser especial para ti…

Por mi estupidez, por sentir que podía ser yo…

Por mi intento por no dejarte marchar…

vencida
Vencida por mí misma (Internet)