Su mano…

Cogió su mano casi sin quererlo, sin pensarlo.

Y ahí se sintió feliz, arropada, con tan solo el roce de su piel…

Lo mejor fue comprobar que él no buscó una excusa para retirar su mano, y en cambio, hizo un gesto que reafirmó que había acertado, y es que apretó aún más su pequeña mano, demostrando que él también estaba a gusto…

 

manos entrelazadas
Manos entrelazadas (Internet)

Y ahí se quedaron, sin mirarse, pero con las manos entrelazadas. Ella posó su rostro en su hombro, y él colocó su cabeza encima de la de ella, y ahí se quedaron un rato…

Apartados del mundo, de quienes les rodeaban y en un momento de quietud…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s