Cuando los cimientos se mueven…

Cuando los cimientos de tu vida se mueven nunca lo hacen solos.

Ese movimiento siempre viene unido a otros que dejan huella.

Para bien o para mal.

Y tienes la impresión de que nunca será para bien, porque no hay un momento de respiro

tocada pero no hundida
Tocada pero no hundida (Internet)

Pero toca caerse, levantarse y reponerse, porque la vida no debe poder más, por lo menos no en esta batalla. Otra en definitiva que mueve tus cimientos y te deja tocada, pero no hundida.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s