Garabateé tu nombre

Escribiendo, una vez más, me di cuenta de que mi redacción se había quedado aparcada, porque me había dedicado a poner tu nombre en el papel.

Garabateé tu nombre una y mil veces en aquel papel, sin razón, sin motivo, sin por qué.

Pero lejos de asombrarme, me pillé a mi misma sonriendo como una tonta mirando aquel papel.

Y pensé en enviarte un mensaje para contarte esa tontada, como hacía otras tantas veces…Y es que, al final hasta te hacía sonreír con esos despistes míos y mis salidas de tono…

garabateé tu nombre
Garabatée tu nombre (Internet)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s