Qué fue de ti…

Me pregunto qué fue de ti. Te esperé, tarde tras tarde, en aquel banco del parque donde nos encontramos tantas veces…

Pero no volviste. Quizás viví un espejismo. Quizás tu vida estaba en otra parte. Y fui solo un refresco, un oasis en tu día a día.

Sea como fuere, agoté mi paciencia esperándote, y mi felicidad se fue contigo…

Por eso, quizás, me pregunté, por mucho tiempo, qué fue de ti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s