No me gusta sonreír…

No  me gusta sonreír, porque así demuestro el que considero uno de mis mayores desperfectos.

Pero en cambio lo primero que conseguiste fue sacarme una sonrisa, así sin más, sin esfuerzo alguno…

muchacha

Y así te mostré lo más hondo de mis preocupaciones, que es mostrar lo que no me que no me gusta de mí. Y a partir de ahí solo podía mostrarte mis fortalezas, aunque tampoco esté segura de cuáles son…