Guardé para ti…

Guardé un sinfín de besos y caricias, metidos en un cajón todos estos años…

Todos esos besos y caricias que me hacían pensar en ti y en nadie más…

Pero cuando te volví a ver tuve miedo a que los rechazaras, y no me atreví a darte esos besos, esas caricias, esos abrazos, guardados solo para ti…

Guardé besos para ti (Internet)

Dibujo tu nombre…

Me entretengo en dibujar mentalmente tu nombre en cualquier sitio, como hago en la servilleta del café cuando desayuno…

Pero cuando me doy cuenta de la tontería que hago, rompo en trocitos el papel e intento llevar la mente a otros lugares, a otras personas, lejos de ti…

Dibujo tu nombre mentalmente (Intetnet)

Sin dudarlo…

Si tuviera que elegir a alguien para quedarme holgazaneando en la cama hasta que me rugiera el estómago de hambre, serías tú.

Sin dudarlo.

Si tuviera que elegir a alguien para apretar fuerte su mano viendo una peli de miedo, serías tú.

Si tuviera que elegir a alguien para caminar, por la playa, contarnos confidencias y compartir risas, serías tú…

No lo dudes…

Sin dudarlo (Mismicrobrelatos)

Días malos…

Yo también tengo días malos.

Y me encantaría contártelo.

Pero me da que no te importaría, que no me echarías cuenta, por eso me callo y sigo.

Intentando no centrarme en que me duele tu indiferencia

Yo también tengo días malos (Internet)

Esperaba…

Esperaba, cada día o cada noche, un simple ‘buenas noches’, ‘felices sueños’, ‘que sueñes con los angelitos’, ‘que tengas un buen día’, ‘espero que disfrutes del día’…

Sencillamente eran detalles tan sencillos y a la vez especiales…

Un simple mensaje (Internet)

Perdimos la frescura

Perdimos la confianza. La frescura. La capacidad de hablar porque sí, de todo y de nada. De contarnos cualquier cosa. La capacidad de mirarnos a los ojos…

Perdimos la capacidad de mirarnos a los ojos (Internet)

Cada cicatriz…

Surqué cada cicatriz de la vida en tu piel…

En silencio, recorrí aquel absurdo tatuaje de cuando eras un inconsciente; la marca que dejó la piel cosida de mala manera tras aquel accidente; las arrugas y las marcas de expresión del tiempo, la risa y las preocupaciones; la sonrisa en tu boca; y toqué todo aquello importante que habla de ti

Recorrí cada cicatriz (Internet)