Seguir adelante…

La única opción fue seguir adelante

Sin mirar atrás, sin dejar que la herida doliera más que lo justo…

Porque tu desplante era como el de otros tantos

Puede que me cogiera de sorpresa, pero sabía el camino para pasar página. Por mucho que doliera que fueras tú…

No iba a insistir. Porque sabía que no merecería la pena…

No iba a llorar. Porque tampoco merecería la pena…

No iba a seguir estando ahí. Porque tampoco merecería la pena…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s