Su mirada…

Su mirada prendió su deseo y quiso ahondar en ella aún más. Porque hacia tiempo que no veía una mirada tan transparente, divertida y sincera. 

Por eso no tuvo recelo ni sintió vergüenza por permanecer ahí, mirándolo, mientras se divertía interpretando aquello que le transmitía.

 

mirada chico

Pero hubo una décima de segundo en que le dio por pensar que su mirada en realidad no la estaba viendo a ella, sino a otra persona que no estaba presente pero sí cercana a su ser. Por eso comprendió que era mejor no ilusionarse con esos ojos claros que tanto le habían transmitido.

Cerró aquel diario…

Cerró de un sonoro porrazo aquel diario, no quería leer más.

E igual de sonora sería la ruptura con todo lo que le hacía mal, que no era poco…

Se dio cuenta de que tenía mucho en lo que pensar y mucho que moldear, pero si tenía algo claro era que quería dejar de estar atrapada en aquella situación…

diario
Cerró aquel diario…

 

¿Incómodos silencios?

¿Los silencios son incómodos? Eso dicen, pero el que había habido entre eo esta ellos esa noche había sido precioso, mágico, de esos que dicen tanto con tan poco…

Aquel silencio supuso un antes y un después para ellos, supuso mirarse a los ojos lentamente, saborear el momento y disfrutar al encontrar sus miradas

Aquel silencio fue el menos incómodo que habían experimentado y sin duda, aprendieron a que fuera un referente para las próximas veces en que se quedaran callados…

silencio
http://www.crecercoaching.com

 

El camino de los cerrojos

Mil y un cerrojos se habían instalado en su corazón a lo largo de los años, pero ella tenía la intención de romper todos los candados e ir curando las heridas que se encontrara en el camino.

Y aunque él no la dejara, por miedo a una nueva herida, a una nueva decepción, porque no creía en nadie que fuera capaz de sanar aquellos dolores pasados, no dijo que no.

Así que ella lo intentó…

cerrojos
http://www.arleneobayliss.files.wordpress.com

Soñar con él…

Cada día, deseaba que llegara la noche para soñar con él, con cada detalle de su ser.

Solo un encuentro les había mantenido cerca, pero fue suficiente para que hubiera memorizado cada detalle que le gustaba de él.

Fue suficiente para que, cada día, esperara a que cayera el sol e hiciera acto de presencia la luna y poder disfrutar haciendo volar su imaginación, deseando volver a tenerlo entre sus brazos…cerca de ella…

sonar
Dream (vista en Tumblr)

Hasta cuándo…

Quiso seguir negándose a ver la realidad que se le hacía presente cada día. Se negó a creer que estaba jugando con ella o simplemente quería reírse de ella…

Quiso seguir intentando un acercamiento con él. Quizás porque algo le decía que merecía la pena

Pero también se hizo una pregunta…¿hasta cuándo podría esperar? ¿hasta cuándo podría seguir esperando que él hiciera porque ese acercamiento fuera una realidad? ¿hasta cuándo esperar una respuesta? ¿hásta cuándo…?

hasta-cuando

 

Quien le robaba el sueño

Intentó negarse a que fuera él quien le robara el sueño, pero así era. Y no precisamente de la manera que le hubiera gustado.

Prefería que las noches en vela hubieran sido por una divertida charla entre manos; por escuchar la leña crujir en la chimenea; por conocerse aún más; por alargar la intimidad hasta el punto de perderse el uno con el otro…

Pero no, no era por nada de eso. Sino por la maldita incertidumbre, por la manía de no hablar, de callar, de pasar de ella…

luna