Heridas que sanan lento…

Hay heridas que sanan lento, poco a poco…

Como la herida que dejaste en mi seguridad…

La herida que me acompaña desde que apareciste y más desde que te fuiste…

La herida que hace mella en cómo me veo si me pongo delante de un hombre; la misma que no me deja avanzar; no me deja creer en mí o en mi potencial…

La herida que me persigue y me resta. Esa que me hace sentirme pequeña.

La misma que impide que me sienta guapa a que crea que puedo gustar a alguien más…

Esa herida es complicada de cerrar. Y te la debo a ti…

Aprendí…

Aprendí a no mendigar una palabra o un mensaje…

Aprendí a no insistir…

Aprendí a no querer a quien no me quiere…

Aprendí a no quedarme mucho tiempo donde no me aprecian…

Aprendí a no engancharme a nadie, porque ningún exceso es bueno…

Aprendí a ser menos vehemente, porque asusta…

Aprendí a medir mis palabras, porque no siempre son bien recibidas…

Aprendí a no mostrar mis sentimientos, porque juegan demasiado con ellos…

Aprendí a no ser tan sincera, porque no siempre se me entiende…

Aprendí a no interpretar miradas, porque pasan de ser fuego a hielo…

Pero también aprendí que nunca se aprende demasiado, porque volví a caer en todo lo que quería evitar…

Aprendí, pero no tanto como para no desilusionarme una vez más… (Mismicobrelatos)

Lo intenté una vez más…

Y yo, que no sabía amar, lo intenté una vez más…

A pesar de los fracasos, las desilusiones y los chascos…

Porque me puedes tachar de no saber querer, pero tengo claro que soy demasiado tenaz para rendirme sin más…

Lo intenté (Mismicrobrelatos)

Abrázame…

Abrázame hasta que duela. Hasta que tus brazos se marquen en mi piel…

Abrázame, tanto si lo merezco como si no, para darme aliento…

Abrázame, para insuflarme ganas y empuje…

Abrázame tantas veces como quieras, que aquí estaré esperándote, siempre…

Abrázame fuerte (Google)

Quise esperar…

Quise esperar, pacientemente, a que te fijaras en mí…

Pero no lo conseguí. Me seguiste viendo como siempre, de reojo, y no como yo quería…

Por eso me fui despidiendo de esa idea de un tú y yo en la misma frase…

Quise esperar (te) (Google)

Sin un final…

Nunca pusieron un final a aquella historia…

Y fue lo mejor, porque ella nunca quiso hacerlo, y él, por desidia, se olvidó de aquello, sin más…

Pero hicieron bien. Porque el tiempo hizo que se reencontraran y hubo otra oportunidad para ellos…

No hubo final, y mejor así… (Mismicrobrelatos)

Si te echo de menos…

Si te echo de menos, te lo diré…

Porque no me quiero quedar con las ganas de decirte que necesito que estés cerca…

Y cuando no lo estás, me siento desdichada y a duras penas me concentro…

Si te echo de menos, no dudaré en que te enteres

Si te echo de menos, te lo diré (Google)

Cicatrices…

Las cicatrices te marcan el camino para huir de lo que te hizo daño…

De lugares y personas a los que no tienes que volver

Pero también te recuerdan lo aprendido

Como las cicatrices que acumulo en las piernas, de aprender a patinar o montar en bici…

Solo hay que saber contar la historia sin que te remueva, sacando el lado positivo a la experiencia que te marcó…

Las cicatrices te recuerdan de dónde huir (Google)

Mi promesa…

Mi promesa fue no llamarte. Y no lo hice…

Mi promesa fue no escribirte. Y no lo hice…

Mi promesa fue no buscarte. Y no lo hice…

Mi promesa fue no pensarte…y no pude cumplirlo…

Fue imposible sacarte de mi mente…

La promesa que no pude cumplir (Mismicrobrelatos)