Soledad

La soledad a veces se pide a gritos. Otras, se huye de ella…

Hoy es uno de esos días en que, sin querer, he ido buscando la soledad, a pesar de estar rodeada.

Porque hay días que el cuerpo te pide gritar, a solas; hablar contigo misma, a solas; estar con gente, pero a solas; preguntarte muchas cosas, pero a solas; y cabrearte, permitir que te dé el bajón e intentar recomponerte.

Pero es básico pedir ayuda a esa soledad que te permite intentar abrir la mente y ver más allá…

Aunque al final del día el cuerpo te pida un abrazo y abandonar esa soledad…

soledad
Soledad (Internet)
Anuncios

Soledad

No entendía por qué muchos a su alrededor tenían tanto miedo a la soledad. Era incomprensible.

No la soledad de sentirse desprovisto de amigos, familiares. Solo por no estar en pareja. No lo entendía.

Ella, tan acostumbrada a que los hombres fueran y vinieran en su vida, no ansiaba estar con nadie si ese alguien no le correspondía. No quería estar junto a alguien por estar. Si ese alguien que esperaba, llegaba, que fuera porque así lo desease, pero no por obligación.

soeldad

Por eso se había acostumbrado a sentirse cómoda estando sola, porque para ella esa soledad de la que algunos hablaban era la libertad de poder sentir que había un espacio reservado para alguien, alguien especial, no para cualquiera, porque cualquiera puede llenar un hueco, pero no de la manera que ella esperaba…

Por eso no entendía el miedo y el rechazo de algunos a la soledad…