Aquel sentimiento

Aquel sentimiento volvió, aplastándole el pecho, sin dejarle espacio para la reacción.

Aquel sentimiento al que no sabía ponerle nombre. Porque podía ser decepción, primero consigo misma y después con aquellos que le hacían daño; podía ser miedo a perder, pero evidentemente en su interior sabía que no había tenido nada, por tanto era difícil perder; podía ser frustración porque nada salía bien; podía ser rabia, porque había tanto que no había dicho, pero sabía que daba igual decir o no, hablar o no, intentar hacerse entender o no; podía ser cansancio porque habían sido varios los meses en que había intentado sacar algo en claro…Para nada ¿no?

Le latía el corazón a medias y las ganas de hacer y de quedarse quieta aparecían a partes iguales. Pero decidió que no más, esta vez no podía continuar volviendo allá donde no la querían…No podía más…

aquel-sentimiento

Anuncios

Solo un instante

Cruzaron sus miradas solo un instante, porque no hubo para más.

Ella la mantuvo y le gustó esa sensación de sentirse observada. Y luego, se perdieron, cada uno en un sentido distinto.

Porque no había más que una mirada cómplice en un cruce momentaneo de sus ojos…nada más. Seguro que no volvían a verse, pero ese instante fue mágico…

miradas-cruzadas
Miradas cruzadas (www.tumblr.com

No aguantaba más…

No aguantaba más…Quizás eran demasiadas pruebas de la vida o simplemente no podía. O no quería. Pero suponía que no merecía aquello. Por eso quiso gritar, pero ni sus palabras podían salir de su garganta.

Así que, antes de que las lágrimas recorrieran sus mejillas, prefirió escribir. Volcar en un papel lo que sentía. Pero esta vez no viajaría donde tenía que hacerlo, esta vez las palabras se quedarían en un papel, que luego tiraría a la papelera. Solo quería soltar aquello que no podía salir de su garganta…Nada más. Un desahogo antes de volverse loca con todos esos pensamientos en su interior, en lo más hondo de su ser…

img_4561
Se expresó en un papel…

 

Aquella amarga sensación

La amarga sensación de la pérdida invadió no solo su boca, sino todo su ser.

Tuvo que pararse un momento a pensar, a intentar centrarse en respirar, porque era algo que le costaba mucho en aquel espacio de tiempo…

Se sintió morir, porque pasaron por su mente tantas imágenes, a la par que sensaciones…Y ahora el gusto que pasaba por su boca era seco, amargo, difícil…

amargura
Amarga sensación (www.webme.com)

 

Sus propios pedacitos

Ahora tocaba volver a hacer de tripas corazón y soltar una amplia sonrisa que todos escucharan. Que los que estaban con ella disfrutaran, y los que estaban en su contra, oyeran con envidia. Y seguir, seguir acumulando momentos, los buenos, que sabría guardar como oro en paño, y los malos, que olvidaría tal cual fueran pasando…

Esos que no eran más que sus propios pedacitos, los que un día tuvo que comenzar a recoger del suelo, cuando se rompió por tanto…y por tan poco…

cristales

Tormenta de sentimientos

Intentó guarecerse de él hasta que aquella tormenta de sentimientos amainase, porque no podía mirarlo a los ojos y saber que todo había sido una mentira.

Porque las mentiras no le gustaban e incluso le hacían daño en el corazón, por eso prefirió mirar al suelo cada vez que pasaba cerca de donde sabía que podía encontrarlo y dejó de pasar por aquel otro lugar que tanto le recordaba a él…

tormenta-de-sentimientos